miércoles, 13 de marzo de 2013

UNA TRISTE HISTORIA VERDADERA

Un día de verano estaba sentado con mi primo en la casa tomándonos unos tragos. Una vecina, que vivía desde siempre ahí, enfrente de mi casa, pasó y se me dio por mirarla. Es tan linda. Le pregunte si no me podía hacer gancho con ella ya que la conocía. Bueno, yo tenía para ese momento 17 años, fue en febrero del 2010. En fin mi primo le hablo y no tardó en llegar la respuesta, que si, que me quería conocer, para entonces ella tenía 19 años. El mismo día que mi primo le hablo le dio su número de teléfono para que yo lo llamara, pero mi primo lo perdió.
Pasaron unos días después, cuando la vi a ella sentada sobre un tronco en la puerta de su casa, yo estaba sentado en la moto de mi mamá, y como no tenía su número, decidí ir al frente.
Pasaron unas semanas y ella ya me había enamorado, lo había hecho, me conquisto. Tiene una hermosa sonrisa blanca, es blanquita de ojos marrones, es un poco mas alta que yo aprox. 1,70 y  delgada. La consideraba la mujer más hermosa sobre la tierra. Un día, 18 de agosto, día de mis cumpleaños me convenció, hicimos el amor, con tanta pasión. Era la primera vez que incluí el amor en la cama. Pensé que con ella me quedaría para siempre, pero después de eso se fue alejando, hasta cortarme. Pasé casi una semana sin dormir, era poco lo que comía, y mucho lo que sufría. Hasta que un día no aguanté más. La llame por teléfono y le pregunte si nos podíamos ver. Arreglamos para vernos un fin de semana y al final nos pusimos a salir de nuevo.
Pensé que vivía un sueño, que tanta hermosura no era real. Me enamoré y solo pensaba en ella y solo por ella vivía. Pero la felicidad no duro mucho. Cada dos por tres me cortaba y yo le rogaba de rodillas que volviéramos, me humillé por amor y ella no lo valoraba. Me sentí solo, no tenía a nadie que me viniera a consolar. Sabia que cada vez que nos arreglábamos ella iba a hacer lo mismo, me iba a dejar tirado, entonces me cansé, y tomé valor, respire profundo y la llame para decirle que ya no aguantaba sufrir mas, que era mucho el dolor que sentía, que me sentía usado, para lo único que me quería era solo para hacer el amor, que no era amor lo de ella.
Solo una semana tardo en darse cuenta lo que perdió, me mandaba cartas me escribía poemas al celular. Hasta que un día se animo a llamarme y me invito a salir a bailar. Esa misma noche nos arreglamos de nuevo. Estuvimos saliendo 4 meses seguidos, hasta que desapareció durante dos semanas. No me contestaba el teléfono no respondía las cartas y lo que era peor me ignoraba, aunque no lo puedas creer pasaba con sus amigas, y me ignoraba. Hasta que un día me escribió al celular de mi primo, el mío me lo habían robado, que no me quería y que no quería estar mas conmigo. Mi reacción fue total mente suicida, me quería matar con cualquier cosa, y una semana después yo solo me la pasaba en los bares tomando en nombre de ella, me costó mucho superarla. Gracias a dios tengo a mi vieja que me apoyo y cuido hasta ahora que estoy felizmente soltero y pues aun sin conocer a mi amor ideal. Gracias por su momento. Me gusto compartir mi historia con ustedes gracias por escucharme.

BY: Pambe 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada